Legado de Geeta

“La severidad en la práctica en sí misma, no es un criterio para medir el éxito. Se necesita una mente clara y una intención adecuada. El yoga debe hacerse gradualmente. La posición de yoga no es el objetivo. Volverse flexible o pararse sobre las manos no es el objetivo.

El objetivo es crear espacio donde solías estar atrapado. Revelar las capas que construiste alrededor de tu corazón. Apreciar tu cuerpo y tomar conciencia de la mente y del ruido que crea. Hacer las pases con quien eres.

El objetivo es Amor… bueno, tú. Cambia tu centro de atención y tú corazón crecerá”.

Geeta Iyengar 7/12/44 – 16/12/18 . Pune – Maharashtra – India